¿De qué hablamos cuando hablamos de alergia?

alergias

Información para la comunidad.

 

Autores: Dra. Alicia De Falco y Dra. Marcela García.

Cátedra de Posgrado de Alergia e Inmunología Clínica.

 

La alergia es una respuesta exagerada del sistema inmune del individuo ante la exposición de sustancias que se encuentran en su entorno, éstas son inocuas para la población general, pero en el paciente predispuesto genéticamente generan reacciones de hipersensibilidad provocando enfermedad. Estas sustancias (alergenos) pueden ser ácaros del polvo ambiental, alimentos, polen, medicamentos, veneno de insectos,  entre otras.

 

Los alergenos generan la producción de anticuerpos (Inmunoglobulina E) que se depositan en la membrana de ciertas células (mastocitos y basófilos) presentes en la piel o las mucosas del paciente alérgico. Otras células (linfocitos) se sensibilizan a distintas sustancias proteicas. Cuando el individuo se expone a estos alergenos,  los anticuerpos o  los linfocitos desencadenan la liberación de sustancias inflamatorias que producen los síntomas (histamina entre otras).

 

Las enfermedades alérgicas más frecuentes son : el asma bronquial, que afecta al 15% de la población pediátrica y al 7,5% de los adultos, la rinitis , la urticaria, el angioedema, la dermatitis atópica, el eccema de contacto y las más severas como el edema laríngeo y la anafilaxia que pueden comprometer la vida del paciente.

 

En orden de prevalencia, estas enfermedades siguen un patrón de aparición en las diferentes edades de la vida, conocido como "marcha atópica “, de tal modo que es frecuente ver a un niño que, presenta síntomas de alergia a algún alimento, una dermatitis atópica, y con posterioridad un asma y/ o una rinitis alérgica.

 

 

La Alergia aparece en primavera, mito o realidad?

 

Las enfermedades alérgicas pueden aparecer en cualquier momento del año,  pero sin duda  la rinitis alérgica estacional que  se manifiesta en primavera y verano es la más difundida.

 

También llamada polinosis, fiebre de heno o rinoconjuntivitis alérgica  y está causada por la sensibilización clínica a los alergenos presentes en los  polenes. Esta sintomatología en el 40% de los casos cursa asociada a asma. Tiene una prevalencia entre el 20 al 30% de la población.

 

Los pacientes alérgicos al polen presentan altas concentraciones de IgE sérica, anticuerpos dirigidos a las glicoproteínas presentes en el interior de los granos de polen.

 

granosDePolen

imagen de granos de polen.
Son microscópicos miden entre 5 y 250 micras

 

Los síntomas son estornudos en salvas, prurito de mucosa (nasal, paladar, conjuntival)  secreción nasal acuosa y abundante, enrojecimiento ocular, lagrimeo  y ocasionalmente tos y broncoespasmo. Estos síntomas empeoran los días soleados y de viento  especialmente entre los meses de septiembre a marzo.

 

Los síntomas pueden ser leves o severos, según la susceptibilidad de cada individuo, puede presentarse en forma creciente, comprometiendo la mucosa respiratoria nasal y bronquial, está demostrado que si no existe un tratamiento racional de la enfermedad las crisis se van incrementando en su severidad.

 

En nuestro medio, las especies más comunes que producen polen anemófilo (transportado por el viento) son arboles (plátano, fresno, arce, ciprés) que polinan a fines de agosto y septiembre, pastos o gramíneas (lollium, bromus) en octubre noviembre y diciembre y las malezas ( ambrosia, quenopodio, amarantus) en enero febrero y  marzo  aproximadamente.

 

Lollium perenneAmbrosia tenuifoliaalergias

Lollium perenne                                         Ambrosia tenuifolia

 

En la edad pediátrica la asociación de asma con el polvo de casa está bien documentada y la evitación del mismo reduce la actividad de la enfermedad.La sensibilización raramente ocurre antes de los 2 años de vida y usualmente preceden a la sensibilización de pólenes en varios años.

 

La estación del año influye el subsecuente desarrollo de las alergias respiratorias: niños que nacen en primavera tienen más riesgo de alérgicos a un polen. La exposición intermitente a estos alergenos podría explicar porqué lleva más tiempo en desarrollarse que la de alimentos ó inhalantes.

 

Como en todas las enfermedades alérgicas el tratamiento se basa en 4 pilares: educación, evitación, tratamiento farmacológico e inmunoterapia (“vacunas”)

 

La farmacoterapia  alivia de los síntomas rápida pero transitoriamente. La inmunoterapia es el único tratamiento que puede modificar la sensibilidad aumentada del paciente y transformarlo en “tolerante” a estos alérgenos ambientales.